Uncategorized

¿Una serpiente? No, una oruga hinchada (para sobrevivir)

En estas fotografías puedes ver el sorprendente aspecto de la especie Hemeroplanes triptolemus, cuando se siente amenazada.
El animal alcanza hasta nueve centímetros de largo y suelen presentar coloración verde o marrón de tonos apagados.
Se alimentan casi exclusivamente de hojas y tienen un aspecto muy similar al resto de las orugas, cuando no se sienten amenazadas.
Cuando sienten peligro hinchan diferentes segmentos de su cuerpo para tomar la apariencia de una serpiente.
Sus movimientos y su aspecto en estas ocasiones imita a la perfección la mirada y comportamiento de una serpiente. Si se la molesta ataca también como una serpiente, a excepción de que estos animales son totalmente inofensivos y no muerden.
Las fotografías han sido tomadas por Daniel Janzen, biólogo de la Universidad de Pensilvania, en el Área de Conservacion Guanacaste (Costa Rica).
Hemeroplanes triptolemus se puede encontrar en Costa Rica, Guatemala, Belice y México.
Después de la metamorfosis se transforma en una polilla como la de la imagen. Hemeroplanes triptolemus es un muy buen ejemplo de lo que se conoce como mimetismo batesiano.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s