animal·animales·arbol·camuflaje·especies raras·superviviente

“Las supersticiones” y “la mala suerte” les ayudan a sobrevivir

Este extraño animal se puede encontrar únicamente en las selvas y zonas con vegetación densa de Filipinas.
El tarsero filipino (Carlito syrichta) es un animal que se alimenta por la noche, principalmente de insectos, aunque también de arañas, crustáceos y pequeños vertebrados como lagartijas y pájaros.

Son de pequeño tamaño, miden entre 8 y 15 centímetros; y peso, entre 80 y 160 gramos.
Es difícil observarlos en libertad por sus hábitos nocturnos. Durante el día duermen en sus madrigueras.

Tienen la capacidad de girar la cabeza 180 grados por una adaptación especial de su cuello. Esto compensa la inmovilidad de sus ojos, que no pueden girar.

El tarsero filipino no aguanta el cautiverio. Su esperanza de vida, 24 años, se reduce a la mitad si no está en libertad. Necesita insectos vivos y ausencia de luz para vivir adecuadamente. Es capaz de suicidarse, golpeando su cabeza contra cualquier objeto, cuando sufre condiciones de estrés.

Las supersticiones de las regiones donde vive aseguran que es una especie que trae muy mala suerte. Cuando los habitantes de las selvas encuentran uno, lo sueltan lejos de los poblados sin hacerles daño. Esta circunstancia ha evitado que sea utilizado como mascota o exterminado y ha favorecido mucho sus posibilidades de supervivencia. Viendo algunas de estas fotografías queda claro el origen de esta superstición.

Carlito syrichta es una especie amenazada y su comercio está prohibido.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s