interesante·medio ambiente·verde

Caqui, la desconocida fruta que previene el cáncer y retarda el envejecimiento

caqui

Esta fruta, que tiene además un alto contenido de vitaminas A, E y C, tiene un importante efecto antioxidante, que ayuda a evitar una gran cantidad de enfermedades degenerativas.

Es una fruta poco común en nuestro país, pero que tiene cualidades muy particulares.

El caqui es un fruto de origen asiático, producido principalmente en China, Corea del Sur y Japón, el cual tiene un gran poder antioxidante.

Los antioxidantes nos ayudan a evitar los radicales libres que se producen en el organismo, los cuales –en exceso- pueden adelantar el envejecimiento o producir algún tipo de cáncer. Es decir, esta fruta previene el cáncer y retarda el envejecimiento prematuro.

Si bien el caqui tiene una gran eficacia como antioxidante, es una fruta con un alto contenido calórico. Cada porción -equivalente a un fruto del tamaño de una pelota de tenis- contiene al rededor de 70 calorías.

No vale la pena consumirlo como jugo porque si se hace de esa manera, la porción de caqui más agua no nos daría más de 100 ml, lo cual es muy poco. Y si agregamos más frutas y más caqui aumentamos el aporte calórico, lo cual no es recomendable.

DSCF2406

INFORMACIÓN NUTRICIONAL DEL CAQUI 1 PORCIÓN (100GRS.)
Calorías: 64
Hidratos de Carbono: 15g
Fibra dietética: 1,3g
Proteínas: 0,5g
Calcio: 22mg
Vitamina C: 14,5g
Lípidos: 0,1g
Hierro: 0,3mg

caqui-fruta-arbol-xl-640x560x80

El caqui también alivia la diabetes. Un estudio en “Toyo Institute of Food Technology” de Japón descubrió que un extracto de piel de caqui de manera eficaz mejoraba la resistencia a la insulina en ratas. Cuando la dieta de los roedores era suplementada con el extracto a lo largo de 12 semanas, la expresión de insulina se enriquecía de forma significativa, acarreando una mejoría en la sensibilidad receptora.

Rebosando con flavonoides, taninos, ácido betulínico y shibuol, el caqui es un alimento protector excepcional. La presencia de catequinas y taninos galocatequinos, ayuda a limitar los daños oxidativos y reducir la tensión arterial además de niveles de lípidos en suero. El ácido betulínico se orienta específicamente en los tumores cancerígenos que disuelve, mientras que una cantidad abundante de flavonoides protegen frente a mutaciones del ADN.

84rerej85f0s3jbzuhfnne4gh

Fuente: http://diarioecologia.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s