agua

Convierten algas en un sustituto del petróleo en menos de una hora

La formación de los yacimientos de petroleo es un proceso natural, tanto su extracción como su destilación y transformación son altamente contaminantes, y también sus derrames son peligrosamente perjudiciales para las aguas.

El petroleo es tóxico (enferma a los animales y plantas que entran en contacto con el, puede impedirles moverse, nadar o respirar, y tapar sus poros), es soluble, es decir que se disuelve y propaga fácilmente en el agua, y cancerígeno cuando hace combustión.

Además, es un recurso no renovable, ya que tardó miles de años en formarse, y se lo explota a un ritmo que no alcanza el tiempo suficiente para su regeneración. Esto causa un terrible impacto político y social, ya que muchas guerras en los últimos años han tenido al petroleo como protagonista.

Por todo esto, es importante buscar fuentes de energía alternativa, que no tengan tal impacto.

5693ba3fbc29a_crop

Con ese objetivo, un grupo de científicos del Pacific Northwest National Laboratory trabajó en una investigación para obtener un producto con las propiedades del petróleo a partir del tratamiento de algas, y recientemente lo ha conseguido.

Anteriormente se había llegado a producir un biocombustible similar al petróleo a partir procesos aplicados a las algas, pero el costo energético de la transformación, que necesitaba de altísimas temperaturas y niveles de presión, demandaba más energía de la que el combustible obtenido podía generar.

5693ba3ff0bdb_crop

Esto es distinto con el proceso aplicado por este grupo de científicos. Sin embargo, a pesar de la buena noticia que significa la búsqueda de fuentes alternativas al petróleo convencional, es prudente tener en cuenta que el hecho de que se produzca con algas no quiere decir necesariamente que el impacto ambiental del invento sea igual a cero.

De hecho, el petróleo que se utiliza habitualmente se produjo en la naturaleza, pero lo que genera el impacto ambiental negativo es su extracción, tratamiento, desechos de su transformación y derrames accidentales en su transporte. Es necesario averiguar si el “petróleo verde” generado a partir de algas en el laboratorio evita todos esos riesgos, o aun es potencialmente contaminante.

5693ba406de5d_crop

Este descubrimiento ya está siendo explotado por una compañía Genifuel Corp, que ha patentado la tecnología y está trabajando junto a un socio en la construcción de una planta piloto para fabricarlo en cantidad.

El proceso consiste en bombear una pasta de algas húmedas a través de un reactor químico, y puede producir, en una hora, dos litros de petróleo sometiendo las algas a 350º de temperatura y más de 200 bares de presión, condiciones que aceleran el proceso que, bajo tierra, demora millones de años en convertir los desechos orgánicos en petróleo crudo.

Vía: http://www.labioguia.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s